Twitter

Repartija entre PPK y el fujimorismo



Es indiscutible que el irregular indulto concedido a Fujimori ha sido un toma y daca entre éste y el presidente Kuczynski, para que ambos salven el cuello, en una negociación oscura, de la que quieren desentenderse hasta los altos cargos del gobierno. Pero además de esto, el indulto es groseramente nulo en términos estrictamente legales, como pasamos a ver : La sentencia de Fujimori de abril del 2009  (Expediente A.V. 19-2001) que lo condena a 25 años menciona expresamente en su Fallo, que los delitos de homicidio calificado y lesiones graves constituyen crímenes contra la humanidad según el derecho penal internacional (página 706 de la sentencia).  A su turno, La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH),  ha señalado que los delitos cometidos en los casos La Cantuta (sentencia del 2011) y Barrios Altos (sentencia del 2001) son crímenes de lesa humanidad, y no pueden ser objeto de amnistías, ni gracias. Inclusive, en un comunicado oficial del pasado 28 de diciembre, la Corte rechaza el indulto otorgado a Fujimori por ser contrario a las obligaciones internacionales del Estado Peruano, ya que ha suprimido los efectos de las  sentencias condenatorias referidas a estos crímenes gravísimos, y ha desconocido el derecho a la justicia de las víctimas y sus familiares. De manera, que es seguro, que la CIDH declare la nulidad del indulto y el derecho de gracia otorgados indebidamente a Fujimori,  en su audiencia de supervisión del cumplimiento de sentencias que se realizará el 2 de febrero próximo en su sede de San José de Costa Rica.

 

De otro lado, el Tribunal Constitucional en la sentencia que resuelve el recurso de agravio constitucional del caso Crousillat, cuyo indulto humanitario fue revocado por el entonces presidente Alan García al comprobarse que Crousillat no estaba en el estado grave de salud que alegaba, señala que un indulto puede anularse pues el error jurídicamente grave no puede generar derechos (Fundamento 19). De hecho el TC en dicha sentencia anuló el indulto de Crousillat. En el caso de Fujimori diversos especialistas médicos independientes, han señalado que sus enfermedades –que por cierto no son terminales ni graves, ni ponen en riesgo su vida- no califican para un indulto,  recomendándose que se haga una auditoría médica.

 

A esto hay que agregar que hay notorios vicios en el expediente de Fujimori, como que uno de los tres facultativos firmantes de la Junta Médica ha sido su médico personal por muchos años, lo que le resta objetividad, transparencia, e imparcialidad al informe emitido. El trámite ha durado apenas ¡13 días!, cuando lo usual es que dure hasta 180 días. Inclusive la tramitación de indulto de Fujimori durante el gobierno de Humala duró ocho meses (y terminó en el rechazo del pedido). Finalmente, se nombró –en noviembre último-  como presidente de la Comisión de Gracias Presidenciales a Juan Falconí Gálvez, una persona con antecedentes fujimoristas,  pues actuó como abogado, ante el JNE, de un candidato de Fuerza Popular al Congreso en las últimas elecciones.