Twitter

Aquí las pruebas de la leche en polvo utilizada por Gloria con la ayuda del Apra



LECHE CON ESTRELLA Y OTROS  PRESERVANTES


Luego del escándalo de la leche Pura Vida en el que el Perú entero supo que la empresa Gloria le vendía gato por liebre, haciéndole pasar una mezcla de soya, gotitas de leche, grasa vegetal, y saborizantes artificiales por leche pura de vaca, resulta que ahí no terminaba esta película de horror. Ante una pregunta que yo le hice al representante del Grupo Gloria en el Congreso, sobre si la leche que le vendían al programa social Qali Warma era 100% leche de vaca, éste respondió que algunos meses usaban leche de polvo importada. ¿Cómo dijo? Sí, como lo leen: leche en polvo en lugar de leche fresca de vaca. Otro ampay.

 

Esto nos hizo indagar el asunto, y nos dimos con la sorpresa que en julio del año 1991, mediante el Decreto Legislativo 653 se autorizó la libre importación de leche en polvo; pero con la única limitación de que este producto no podía ser usado en la elaboración de leche entera líquida  para consumo humano. Es decir, la leche en polvo no es muy saludable si se mezcla con leche fresca, y no es recomendable para el consumo humano. Pero, oh maravilla, en junio del 2008 (vale decir durante el segundo gobierno del partido de la estrella) mediante el Decreto Legislativo 1035 (firmado por Alan García, Jorge Del Castillo y Mercedes Aráoz) se derogó esta  norma que cuidaba la salud de los peruanos, y desde entonces hasta hoy, se permite esta mezcla dañina, que ha hecho millonarias a las empresas industriales lácteas, abaratando sus costos y engordando sus ganancias, a expensas del pueblo, y con la ayudadita de los compañeros.

 

El Congreso actual, hace pocos días, le ha puesto punto final a tamaño atentado contra la salud y la nutrición del pueblo, restituyendo la vigencia de la prohibición de mezclar leche de polvo importada con leche fresca. No se está prohibiendo la importación de leche en polvo, pero sí, que se la use para mezclarla con leche de vaca y venderla como “leche 100% pura”, como lo estaban haciendo empresas tramposas. Con esto, de paso, se está fomentando la ganadería lechera del país, beneficiando prioritariamente a las pequeñas y medianas industrias.

En adelante nuestros niños sí beberán leche de verdad.